¿La Roja también juega en el 2.0?

Las redes sociales suponen un escenario de interacción con el target, un canal bidireccional enriquecedor y único en la relación marca/empresa con el usuario/consumidor. Los deportistas no son ajenos a ello, si bien es cierto que la transición hacia un escenario comunicativo distinto está siendo paulatina y, como siempre, va por barrios. Los jugadores de la selección española, que esta noche se juegan gran parte de la historia del fútbol en nuestro país frente a Alemania, apuestan por las redes sociales y la relación interactiva con sus fans en dosis muy diferenciadas. Ya se veía Del Bosque a unos cuantos adictos/visionarios al principio del Mundial, y les prohibió el acceso a sus páginas en Facebook, Twitter y demás mientras durara el periplo por Sudáfrica; lo que nos ha dejado de contar Juan Mata no tiene precio…

¿Cuál es la presencia interactiva de los jugadores que esta noche serán (previsiblemente) de la partida defendiendo la Roja? Así es cómo ven los once titulares la necesidad de apostar y reforzar su reputación online en las diferentes redes:

– Iker Casillas: si el capitán de la selección nacional tiene una página oficial, la tiene bien escondida. Mientras en Facebook sus fans parecen hablar por él, el grado de oficialidad de su presencia en Twitter es otro misterio…

– Sergio Ramos: sabemos que le gusta Camarón a través de su ficha en la web oficial del Real Madrid CF, pero no parece tener una presencia oficial en ninguna red. Su bastante obvia suplantación de identidad en Facebook va casi por los 200.000 fans…

– Gerard Piqué: sin web oficial, ni presencia en redes sociales más allá de la que sus fans quieren publicar. Otra curiosidad 2.0 sobre el culé: la foto famosa con Ibrahimovic parece haber tenido ciertas repercusiones en los pasillos interactivos…

– Carles Puyol: en un FCB volcado con el marketing interactivo, su web no tiene información de su presencia en redes sociales, a pesar de que la tiene. En Twitter tiene canal oficial. En Facebook hay varios Carles Puyol con idénticas caras; cuál es el oficial del blaugrana, es un juego de pistas para el aficionado.

– Joan Capdevila: el ‘groguet’ no tiene canal de interacción con el aficionado. ¿Será ésta su web?

– Sergio Busquets: el hijo del mítico portero no tiene ni web oficial ni presencia real en redes.

– Xabi Alonso: pues nada nuevo bajo el sol…

– Andrés Iniesta: mucha presencia oficial en redes, impulsada y reforzada por patrocinadores, como en Facebook, Twitter o canal oficial en Youtube.

– Xavi Hernández: sorprende que con la apuesta de sus compañeros blaugranas por las redes sociales, el catalán no tenga presencia oficial. Tal vez la tuvo.

– David Villa: el 7 tiene una completa web y está volcado con las redes sociales (en algunas de forma anecdótica), informando de su presencia oficial en la misma. Pasa del Twitter, pero está en Youtube, Facebook, MySpace y Flickr.

– Fernando Torres: en su web oficial, el fan puede plantear sus preguntas para que sean respondidas por ‘The Kid’. En redes sociales no parece tener página oficial en ninguna red, pero tiene varias de aficionados en Facebook, y en Twitter simulan su personalidad (habla mejor el inglés que el castellano…).

Tras echar un vistazo al panorama, podemos concluir que los 11 que esta noche verán en sus televisores millones de aficionados de todo el mundo estarán perdiendo una oportunidad comercial enorme de llegar a su target en su propio canal. Tal vez el Niño marque un gol, o Casillas pare otro penalti, o Ramos haga un centro perfecto que remate Alonso tras un rechace bávaro. Y los aficionados, fans y supporters querrán tener la oportunidad de interactuar con sus nuevos ídolos, de saber más de ellos desde un punto de vista objetivo, de leer lo que piensan, saber dónde comprar sus artículos, tatuarse su firma real en el brazo. En el caso español, no podrán hacerlo salvo en contadas excepciones, porque la mayoría de los jugones dejan en manos de los propios aficionados lo que se dice de ellos, dándoles un valor principal en la gestión y control de sus propias marcas personales.

A la vanguardia del deporte, pero años atrás en la concepción del marketing interactivo. Esperemos que al menos sigan goleando en el campo.

Tags: , , , , ,